Sobre la importancia de la filosofía

 
Entrevista en la que el filósofo mexicano Mauricio Beuchot expresa algunas ideas sobre la importancia de la filosofía, las principales son las siguientes:
 
“El filósofo tiene como una de sus misiones ser conciencia de la sociedad, sobre todo conciencia ética, conciencia moral”
 
El autor comenta que es necesario tener mucho cuidado los filósofos, los académicos, los pensadores porque nos hemos recluido en las universidades, demasiado. Yo creo…que sí conviene entrar…en los medios de comunicación, antes el filósofo, por ejemplo, era también periodista…hicieron filosofía al alcance del pueblo, yo creo que ahora tenemos también esa obligación. 
 

El saldo del espíritu de Antonio Valdecantos

Novedad en Herder

Términos como valores, cultura, humanismo o ciudadanía gozan en el debate público de un prestigio a veces casi sagrado. Según este libro, el culto que se tributa a tales conceptos proporciona al menos la mitad de los materiales que el capitalismo futuro necesitará para su expansión. La otra mitad presentará un aspecto torvamente disciplinario, pero habrá de completarse con toda una ideología cultural del desafío, la experiencia y la transgresión, y con una retórica moral tan edificante como autosatisfecha.Antonio Valdecantos sostiene que las universidades europeas han proporcionado en los últimos años un magnífico laboratorio para la privatización integral de la vida en que parece desembocar la primera crisis del capitalismo del siglo XXI.

El Saldo del espíritu - Antonio Valdecantos - Herder
Precio: $371.00
La Agonía del Eros - Byung-Chul Han - Herder
Precio: $273.00

En el enjambre de Byung-Chul Han

Próximamente en Herder

¿De qué modo la revolución digital, internet y las redes sociales han transformado la sociedad y las relaciones? Han analiza las diferencias entre la «masa clásica» y la nueva masa, a la que llama el «enjambre digital». Byung-Chul Han, en este nuevo ensayo, analiza de qué modo la revolución digital, internet y las redes sociales ha transformado la esencia misma de la sociedad.Según el autor, se ha formado una nueva masa: el «enjambre digital». A diferencia de la masa clásica, el enjambre digital consta de individuos aislados, carece de alma, de un nosotros capaz de una acción común, de andar en una dirección o de manifestarse en una voz. La hipercomunicación digital destruye el silencio que necesita el alma para reflexionar y para ser ella misma. Se percibe solo ruido, sin sentido, sin coherencia.